PATE DE ALCACHOFA

RECETAS DIETA DISOCIADA

Las alcachofas son ricas en vitaminas, minerales y fibra. Así que es una verdura muy digestiva e ideal para depurar por sus propiedades diuréticas. La alcachofa es una gran aliada para el hígado y además contiene una serie de ácidos que ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre y a disminuir la presión arterial.
Desde luego es una verdura que recomiendo a todos ya que no sólo es buena para la salud, sino que además está deliciosa.
Ingredientes:
– 10-12 alcachofas
– 1 diente de ajo
– 1 cucharada de tahini
– 1 cucharada de albahaca picada
– 125 gr. de ricotta
– Sal y pimienta
– Aceite de oliva extra virgin
– 2 limones
Receta para 6-8 personas
Tiempo de elaboración: 45 minutos
Empieza por preparar las alcachofas. Yo utilicé alcachofas frescas pero he visto recetas en internet en las que utilizan los corazones de las alcachofas en conserva así que depende de ti. Supongo que tu elección dependerá del tiempo que tengas o de si la alcachofa está de temporada o no cuando prepares esta receta.
Cuando vayas a preparar las alcachofas, ten cerca un bol grande con agua y con el zumo de 1 limón. Quítales el tallo y las hojas más verdes y duras. Yo conforme iba “pelando” las alcachofas, iba comiéndome le extremo más blandito de las hojas que iba descartando. ¡Aquí se aprovecha todo! Además las propiedades de las alcachofas se acentúan cuando se consumen crudas.
Bien, conforme vayas quitándoles las hojas más verdes y cortando los extremos, ve metiendo los corazones de las alcachofas en el bol con agua y limón. Yo aquí no tuve que quitarles los pelitos a los corazones porque eran alcachofas pequeñitas así que lo dejé y no se notó para nada en la textura final.
Ahora pon a hervir un poco de agua y sal en una cacerola. Cuando hierva añade las alcachofas y parte del agua con limón en el que han estado reposando. Deja que hiervan hasta que estén blanditas (unos 25 minutos).
Mientras tanto prepara el resto de ingredientes. Pela un diente de ajo y retira la parte central. Si estás utilizando albahaca fresca, lávala y trocéala. Yo en este caso no tenía albahaca fresca así que utilicé la modalidad seca. En vez de albahaca también puedes utilizar hierbabuena.
Pon estos dos ingredientes junto con la ricotta, sal y pimienta en un vaso de batidora o en un robot de cocina. Si no encontraste ricotta, puedes utilizar un queso de untar como el Philadelphia o un queso fresco similar al ricotta (como el requesón o el mató).
Cuando las alcachofas estén listas escúrrelas y deja que se enfríen. Cuando estén frías añádelas al robot de cocina junto con un chorrito de zumo de limón (unas 2-3 cucharadas).
Bátelo todo bien y…¡ya está! Listo para consumir. A la hora de servir puedes echar un chorrito de aceite de oliva virgen extra y picar unos cebollinos frescos. Yo estoy untando este delicioso y fresco paté cada día en mis tostadas. También está delicioso con grisines (palitos de pan) o en un pan de pita integral recién tostadito con verduritas a la parrilla.
Pruebalo untando una capa generosa de paté de alcachofas en pan tostado y regado con aceite de oliva y como topping adicional agregué tomates cherry picaditos y cebolla morada. (imagen) ¡Riquísimo!

Disponeis de todas las recetas aquí: RECETAS DIETA DISOCIADA

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Blogger Templates